La impresión 3D ha llegado a nuestras vidas y también al sector de la automoción y cada vez son más los usos que los fabricantes encuentran. En este caso, Bugatti nos presenta estas espectaculares pinzas de freno hechas mediante impresión 3D. Y no sólo son novedosas por la tecnología utilizada para su fabricación, sino que también son la pieza funcional más grande que se ha producido mediante impresión 3D en titanio en el sector de la automoción.

Bajo el paraguas del grupo Volkswagen, Bugatti pretende seguir innovando en la impresión 3D con titanio y comenzará a desarrollar nuevas piezas este mismo año con el objetivo de poder instalarlas en coches de producción en un futuro muy cercano. Parece que pronto podremos ver piezas impresas en 3D en un Bugatti Chiron.

Bugatti Frenos Impresión 3D

La impresión 3D o lo que más técnicamente se conoce como fabricación aditiva, puede permitir a muchos fabricantes de automóviles diseñar y fabricar piezas funcionales en mucho menor tiempo y con un coste de desarrollo muy inferior. En esta pinza de freno que nos presenta Bugatti, además se consigue que sea más ligera y resistente. Si llegan a montarlos en el Bugatti Chiron, mejorarían la frenada del coche con los frenos más potentes del mercado.

Desde Bugatti, aseguran que estas pinzas de freno de titanio son hasta 2 Kg más ligeras que las actuales que desarrollan sobre aluminio. Así se reduciría el peso de los actuales casi 5 kilos hasta los 2’9 kg. Hasta ahora se fabricaban en aluminio debido a la dificultad de trabajar el titanio para convertirlo en una pinza funcional utilizando técnicas tradicionales como el mecanizado o la función que además podían afectar a la robustez del material.

Bugatti Frenos Impresión 3D

Como ejemplo de la rapidez de desarrollo que la impresión 3D puede traer al sector de la automoción, Bugatti ha diseñado y fabricado estas pinzas de freno de carbono en sólo 3 meses. Un plazo hasta ahora totalmente impensable para una pieza de esta importancia y complejidad técnica que ha sido posible gracias a la colaboración con la Universidad Tecnológica de Hamburgo.

¿Cómo se fabrica una pinza de freno de carbono con una impresora 3D?. Para esta difícil tarea, los técnicos de Bugatti han utilizado la mayor impresora 3D del mundo capaz de depositar titanio en polvo durante 45 horas y fundiéndolo con 4 láseres de 400 vatios. El resultado, 2.213 capas de titanio listas para frenar al próximo súper deportivo de Bugatti.

Dejar un comentario