El nuevo Mercedes GLB que casi con total seguridad llegará al mercado en 2019, se está desarrollando para acortar la brecha que actualmente existe en la gama entre los llamados SUVs y el Clase G. Así, la marca alemana pretende obtener un vehículo que combinará el estilo robusto de su hermano mayor pero más enfocado a un uso sobre asfalto.

Según se ha podido saber por los registros de marcas que Mercedes-Benz ha presentado en las últimas semanas, el Mercedes GLB estará disponible con versiones 200, 220 y 250. Por ello, entendemos que compartirá motorizaciones con SUVs como el Mercedes GLA o el Mercedes GLC.

Mercedes GLB

El Mercedes GLB contará con una gama actualizada de motores diésel Mercedes-Benz (está por ver si monta el conocido motor de cooperación de Renault-Nissan) y también se planea una variante híbrida de gasolina. Además, por el segmento al que pertenece el nuevo Mercedes GLB es muy de suponer que los chicos de Affalterbach desarrollen una versión 45 AMG.

En cuanto a fechas, parece que el lanzamiento del Mercedes GLB está previsto para 2019. Aunque viendo las fotos espía que nos muestran los compañeros de Autocar, quizás llegue un poco antes. Esta “prisa” puede deberse a la necesidad de luchar contra competidores como el Audi Q3 o el nuevo BMW X1. No olvidemos que Mercedes está totalmente obsesionada con llegar a ser el fabricante de vehículos premium nº 1 del mundo y para ello no puede dejar escapar ni un sólo nicho de mercado.

Mercedes GLB

Con el nuevo Mercedes GLB, la marca estaría cumpliendo con los planes de su presidente Dieter Zetsche que en el reciente Salón del Automóvil de Detroit ha declarado su intención de tener hasta 8 modelos compactos. Este Mercedes GLB estaría entre el actual GLA y el GLC por lo que es de suponer un precio aproximado de unos 40.000€.

Según podemos ver en las fotos espía, el Mercedes GLB combina formas angulares heredadas del Clase G y que le dan un aspecto robusto con un diseño totalmente actualizado a los estándares que Mercedes nos tiene acostumbrados desde el lanzamiento del actual Clase A en 2012. Quizás pueda tener un aspecto relativamente parecido al desaparecido GLK que no llegó a cuajar en muchos países hasta el final de su comercialización cuando le hicieron un pequeño retoque estético que lo adaptó para todos los públicos.

 

 

Dejar un comentario